Descubrimiento del CBD, el THC y el SEC (Parte 2)

Descubrimiento del CBD, el THC y el SEC (Parte 2)
Zilis Blog Hero Image

Descubrimiento del CBD, el THC y el SEC (Parte 2)

Marzo 26, 2021

En la Parte 1 de Descubrimiento del CBD, el THC y el SEC, finalizamos con el descubrimiento de que todos los mamíferos tienen receptores que responden a los compuestos de las plantas de cannabis, incluido el cáñamo, como el CBD y el THC. Esos receptores, los receptores CB1 y CB2, se encuentran en todo el cuerpo, incluyendo el cerebro, la médula espinal, el sistema inmunológico, etc. Dado que el Sistema Endocannabinoide (SEC) está formado en parte por esos receptores, ¿qué hace realmente el SEC? La respuesta corta es que el SEC mantiene nuestro cuerpo en un estado de homeostasis, o equilibrio.

La teoría de la homeostasis del SEC comenzó a recibir apoyo científico con la clonación de un receptor CB1 de rata en el laboratorio del Dr. Tom Bonner en el Instituto Nacional de Salud (NIH) en 1990[1], seguido inmediatamente por el receptor CB1 humano por el Dr. C.M. Gérard y sus colegas en Bruselas en 1991[2]. En esa época también se identificó un segundo receptor cannabinoide denominado CB2[3]. ¿Qué hemos aprendido de estos experimentos? La capacidad de clonar primero los receptores cannabinoides de rata y humanos, y la identificación de un segundo tipo de receptor cannabinoide, permitió a los investigadores comprender las diferencias de esos receptores y luego buscar moléculas naturales que los activaran.  Estas moléculas naturales resultaron ser los neurotransmisores especializados de los que hablamos en la primera parte de esta serie, llamados endocannabinoides.

Este camino de investigación condujo al descubrimiento de que el SEC se compone de tres partes que apoyan el funcionamiento adecuado: los endocannabinoides, los inhibidores endocannabinoides y los receptores. En primer lugar, vamos a hablar de cómo los endocannabinoides activan el SEC. Hay dos endocannabinoides principales responsables de esta activación: La anandamida, que se une a los receptores CB1, y el araquidonilglicerol, más conocido como 2-AG, que se une a los receptores CB1 y CB2.

La segunda de las tres partes del SEC son los inhibidores enzimáticos, moléculas diseñadas para detener o ralentizar las reacciones químicas específicamente diseñadas para actuar sobre los endocannabinoides. Estos inhibidores enzimáticos reducen la activación de los endocannabinoides alterando la anandamida y el 2-AG a nivel molecular. Las enzimas que reducen la actividad de los endocannabinoides se denominan amidohidrolasa de ácidos grasos (FAAH) y monoacilglicerol lipasa (MAGL). Inhiben la actividad endocannabinoide al cambiar la forma de la anandamida y el 2-AG, haciendo que los endocannabinoides sean ineficaces e incapaces de unirse a los receptores.

La tercera parte del SEC son los receptores CB1 y CB2. Cada tipo de receptor se encuentra en todas las partes del cuerpo, pero los CB1 son más abundantes en el Sistema Nervioso Central (cerebro y médula espinal) y los CB2 se encuentran en una mayor concentración en todo el Sistema Nervioso Periférico y en las células inmunitarias.

La función del SEC es mantener un entorno interno estable y equilibrado a pesar de las fluctuaciones del entorno externo. Así, a pesar del caos que afecta a nuestra vida cotidiana, nuestro cuerpo, a nivel interno, se esfuerza por mantenerse en equilibrio.  El SEC es nuestro sistema interno que mantiene la homeostasis dentro del cuerpo, y se cree que si el SEC falla, también puede hacerlo el bienestar general.

El descubrimiento del SEC es uno de los hallazgos más sorprendentes del siglo XX y los científicos sólo están arañando la superficie de todo lo que puede enseñarnos. La investigación sobre el SEC continúa, acercándonos a la comprensión de cómo este robusto sistema parece apoyar casi todas las funciones del cuerpo a través de la regulación de los endocannabinoides y el apoyo de los fitocannabinoides.

Asegúrate de leer nuestro próximo post: cerradura & Llave para entender mejor cómo el Sistema Endocannabinoide opera para afectar al cambio en nuestros cuerpos.

[1] Pertwee R. G. (2006)
[2] Gérard, C. M., Mollereau, C., Vassart, G., & Parmentier, M. (1991).[3] Munro, S., Thomas, K. & Abu-Shaar, M. (1993).

SHARE THIS POST
FacebookTwitterLinkedInPinterest

ABOUT THIS BLOG

Discover : The blog with the lifestyle, nutrition, science, and history of the hemp industry.

It’s your go-to for the most up-to-date information on hemp, CBD, dietary supplements, and more! Check it out!

CONNECT WITH US

  • facebook-icon
  • twitter-icon
  • linkedin-icon
  • pinterest-icon

SUBSCRIBE TO OUR BLOG

POPULAR POSTS

Los cannabinoides y el atleta de alto rendimiento
Botánicos que activan el SEC